La planificación de una dieta balanceada les permite a las personas mantener un organismo sano y fuerte ante las enfermedades, la clave para lograrlo está relacionada principalmente con una alimentación saludable la cual se establezca como dieta habitual, tratando de evitar la ingesta de comida chatarra que a largo plazo afecte nuestro organismo.

En este artículo te ofrecemos información interesante de los beneficios que nos aportan los alimentos, así como un plan de alimentación balanceado.

Importancia de una alimentación saludable

Desde el nacimiento del ser humano, uno de los factores más importantes que permitirán un desarrollo sano y la prevención de enfermedades, es el mantener una nutrición óptima y balanceada, la cual tendrá un efecto favorable en todas las etapas de crecimiento.

Una alimentación saludable mejora las condiciones del sistema inmunológico de una persona, el aspecto, condición física y hasta influye en algunas condiciones psicológicas.

También, mejorará la circulación cardiovascular, disminuirá el desarrollo de enfermedades no trasmisibles como la diabetes, pero lo más importante es que mantendrá sano y bien nutrido al individuo ante cualquier reto que se le presente en la vida.

En caso de no contar con una adecuada alimentación, estaremos propensos a desarrollar enfermedades producto del sobrepeso, y en algunos casos más desfavorables se puede llegar a la obesidad mórbida. Otros efectos negativos están relacionados a la disminución de la capacidad cognitiva y en casos extremos se puede desarrollar esquizofrenia producto de la desnutrición.

Lo que debemos saber de la alimentación

Los avances tecnológicos son necesarios para simplificar la vida de los seres humanos. En el área alimenticia, se producen diariamente una gran cantidad de alimentos procesados los cuales podemos consumir de una forma más sencilla y práctica, directamente al abrir el empaque.

Muchos se preguntan si al consumir este tipo de alimentos y convertirlos en parte de su dieta principal, están tomando una decisión acertada, la respuesta es no. El incremento en la ingesta de estos alimentos nos conduce fácilmente a una pobre alimentación y a la aparición con el tiempo de un gran número de enfermedades.

Estos malos hábitos alimenticios se pueden cambiar al comprender que una alimentación natural nos conduce a una vida plena de salud y bienestar. Así que profundizaremos en la diferencia entre nutrirnos y alimentarnos, así como de otros términos indispensables para ampliar la perspectiva del individuo y contribuir con el desarrollo de una planificación alimentaria más equilibrada.

Conceptos básicos para una alimentación saludable

Es normal confundir el verdadero significado entre alimentación y nutrición, en muchas ocasiones hasta se puede pensar que significan lo mismo, sin embargo son dos conceptos  diferentes.

  • Alimentación: Esto contempla todo lo que tenemos disponible para comer, donde se establece como única diferencia el origen de los alimentos naturales e industrializados.
  • Nutrición: Corresponde a las sustancias que se encuentran dentro de los alimentos, estas son requeridas por nuestro organismo para ejecutar diferentes funciones y fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Clasificación de los alimentos

Los alimentos se clasifican en tres grandes grupos según los nutrientes que los componen y la función que cumplen:

  • Alimentos plásticos o reparadores: Este grupo alberga los alimentos con mayor fuente de proteínas, contemplando así el principal sustento de suministro para la creación y reparación de células del cuerpo.

  • Alimentos reguladores: Este grupo se conforma por alimentos que proveen vitaminas y minerales, acumulando así la mayor cantidad de elementos que regulan las diferentes aéreas del organismo.
  • Alimentos energéticos: El último grupo contiene los carbohidratos y las grasas, este se compone por las grandes fuentes de energía y calor que permiten la funcionabilidad del cuerpo.

Clasificación de los nutrientes

Los nutrientes se clasifican en cinco grandes grupos, proteínas o prótidos, carbohidratos o glúcidos, grasas o lípidos, vitaminas y minerales.

Las proteínas o prótidos: Estas ayudan al cuerpo a producir nuevas células y a reparar las células viejas, ayudando en el crecimiento y reparación del cuerpo. Esto se debe a que suministran los aminoácidos que son las unidades estructurales que ayudan a las células del cuerpo. 

Se encuentran en carnes, pescado, mariscos, huevos, leche, quesos, caraotas, frijoles, arvejas, lentejas.

Los Carbohidratos o glúcidos: Proporcionan la energía que necesitamos para movernos, ya que al transformarse en glucosa ingresan rápidamente en el sistema sanguíneo. Se encuentran en el maíz, trigo, arroz, sorgo, harinas, papa, yuca, batata; plátano; azúcar, miel, caraotas, lentejas y frijoles.

Las Grasas o lípidos: Son la fuente de energía que proporciona los ácidos grasos que necesita el cuerpo para producir nuevas células y hormonas, además son fundamentales para la absorción de algunas vitaminas. Su acumulación en el organismo representa almacenamiento de energía de reserva.

Estas se encuentran en carnes rojas, piel del pollo, leche, mantequilla, queso, aceites vegetales, margarina, aguacate, aceitunas, maní, merey, pistacho, almendras, nuez, entre otros.

alimentos-con-grasas-saludables

Se pueden clasificar de la siguiente manera:

  • Grasas saturadas: Son las que provienen de los alimentos de origen animal. Estas incrementan los valores del colesterol en la sangre.
  • Grasas mono y poli-insaturadas: Se encuentran en alimentos de origen vegetal.  Estas disminuyen los valores del colesterol en la sangre.

Las vitaminas: Ayudan al cuerpo a procesar y utilizar la energía de los alimentos que consumimos.  Incrementan las defensas del organismo contra enfermedades. También se ocupan de fortalecer los huesos, la vista, la piel y el cabello. Se pueden encontrar en casi todos los alimentos pero las principales fuentes son: las frutas, hortalizas y alimentos de origen animal.

Los minerales: Son elementos químicos que forman parte de los tejidos del cuerpo interviniendo en el movimiento muscular, asimismo intervienen en el desarrollo y crecimiento del ser humano, regulando los procesos del organismo.  Se encuentran en los alimentos de origen animal.

Planificación de una buena alimentación

Para lograr una dieta balanceada se debe empezar por construir un hábito de alimentación más saludable, seleccionando productos alimenticios que nos beneficien y equilibren de manera proporcionada la nutrición de nuestro cuerpo. Esto se puede lograr incluyendo en nuestra lista: frutas, hortalizas, verduras y granos para sustituir productos procesados con altos niveles de químicos y colorantes que cotidianamente consumimos.

Una alimentación saludable no se relaciona con reducir radicalmente la cantidad de alimentos de nuestra dieta o cambiarla por una dieta milagrosa. 

Esto se fundamenta en reconocer los alimentos que consumimos en grandes cantidades y determinar realmente su aporte alimenticio para nuestro organismo, para poder compensar cualquier falta de nutrientes con otros alimentos.

cocinando-de-forma-saludable

El desarrollo de esta técnica dependerá de la información que manejemos sobre los nutrientes que nos ofrecen los diversos grupos de alimentos. Partiendo de este punto se puede empezar a balancear los productos adquiridos, con el fin de cubrir esta necesidad desde otra perspectiva, tratando de conseguir el mayor beneficio para nuestro organismo incorporando elementos nutritivos que sustituyan alimentos con menor contenido de nutrientes.

Recomendaciones para una alimentación saludable

Selección del tipo de carne

Se debe comenzar por ser un poco más selectivo y delimitar el tipo de carne así como la cantidad que consumimos. Esto con la finalidad de asegurarnos que vamos a adquirir solo proteínas y aminoácidos que mantengan la restructuración de nuestras células en optimas condiciones, permitan la recuperación del cuerpo frente a enfermedades y que otorguen los minerales necesarios para los procesos del organismo. 

Consumo de frutas y hortalizas

La ingesta de frutas y hortalizas le proporciona al cuerpo una cantidad de vitaminas y minerales capaces de fortalecer el sistema inmunológico. Estas pueden sustituir algunos suplementos vitamínicos farmacéuticos, ya que constituyen el equilibrio perfecto de componentes químicos para regular diferentes procesos vitales del cuerpo.

También fortalecen los huesos y mejoran el brillo de la piel y el cabello. Además, ayudan a mantener una visión aguda y nítida.

Ingesta de granos y verduras

Una dieta rica en granos y verduras nos lleva a adquirir una cantidad de nutrientes suficientes para la estructuración de nuestras células y movimientos musculares, este grupo de alimentos ha llegado a sustituir a los productos de origen animal en algunos estilos de alimentación, esto es gracias a que son ricos en proteínas y carbohidratos.

Además, nos garantizan una dieta con un menor contenido de grasas que en exceso pueden llegar a afectar de manera negativa nuestro organismo.

alimentacion-saludable

Beneficios de una buena alimentación

Al mantener una dieta balanceada el cuerpo reducirá los excesos de almacenamiento de grasa corporal en los tejidos internos, lo que mejorará la circulación de la sangre y reducirá los niveles de colesterol.

Adicionalmente, el incremento en el flujo sanguíneo transportará una mayor cantidad de vitaminas, minerales y oxigenará una mayor parte de nuestro cuerpo con mayor eficiencia, permitiendo así la mejora de nuestro sistema motor.

Asimismo, los efectos secundarios que se derivan de una desequilibrada alimentación, tales como: dolores de cabeza, musculares y dolores gástricos, se verán disminuidos, mejorando a  su vez la expulsión de heces.

Consideraciones Finales

Una alimentación saludable es el objetivo principal que debemos planificar en nuestra vida cotidiana para mantenernos sanos y fuertes. Para ello es de vital importancia conocer en profundidad los beneficios que nos ofrecen los distintos tipos de alimentos para lograr una nutrición más completa y eficiente.

Esperamos que esta información sirva de base para la elaboración de un plan alimenticio saludable, que lo beneficie a usted y a sus familiares.

¿Te ha sido útil este post?

Califica nuestro artículo

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte ;)