Las plantas han sido usadas como medicina desde hace siglos. Las grandes y antiguas tribus nos transmitieron la enseñanza de lo que hoy en día se conoce como medicina alternativa. Las plantas utilizadas en la antigüedad ahora son usadas como base de los fármacos creados por los diferentes laboratorios alrededor del mundo.

En la actualidad, ha surgido la inquietante del consumo excesivo de drogas para aliviar dolores y curar enfermedades, los cuales a la larga generan dependencia y daños en el cuerpo, además de que sus costos tienden a ser elevados. Es por ello que organizaciones como la OMS (Organización Mundial de la Salud) incentiva por medio de campañas de enseñanza el uso controlado y responsable de las plantas medicinales.

¿Qué son las plantas medicinales?

Son aquellas plantas que pueden ser empleadas, bien sea de forma completa o solo alguna de sus partes (tallo, hoja, fruta, semilla o raíz), para tratamientos de enfermedades, calmar dolores, como uso terapéutico y relajante, bien sea en animales o personas. Para usarlas, deben ser preparadas de una forma específica, también es importante conocer cuál es la dosificación correcta y su aplicación.

El uso de las hierbas para curar diversas enfermedades es una práctica que se remonta a la prehistoria, donde de manera empírica e instintiva los cavernícolas se medicaban, principalmente, para curar sus heridas.

Con el tiempo, su uso se extendió y los llamados chamanes de las tribus indígenas empezaron a usar las plantas de forma más específica y compleja: mientras más conocían el cuerpo y su funcionamiento, más diverso y complejo era el uso de las plantas.

Pros y contras del uso de las hierbas medicinales

Al presente ha surgido el interés de conocer sobre medicinas y terapias alternativas que ayuden con las dolencias y enfermedades que en determinado momento se suelen padecer. Este interés viene dado de la necesidad de reducir los costos de tratamientos así como de disminuir la ingesta excesiva de químicos, que con el paso del tiempo pueden causar daños irreversibles en el cuerpo humano o volverse dependientes, tal cual una sustancia estupefaciente.

El consumo de plantas curativas tiene muchos beneficios, entre ellos podemos destacar:

  • Accesibilidad: las plantas que se suelen usar como ungüentos e infusiones tienden a crecer en muchísimos lugares y, en la mayoría de los casos, no requieren de cuidados rigurosos, creciendo muchas veces como maleza. Puedes plantarlas en tu jardín o, incluso, en lugares pequeños como cocina y ventana. Además que existen muchas tiendas naturistas donde conseguirás gran variedad.
  • En comparación con fármacos, pastillas y jarabes de laboratorios, son muchísimo más económicas.
  • El uso es muy variado y una planta puede destinarse para curar o aliviar diversos problemas de salud.
  • En su mayoría, su consumo no acarrea problemas mayores, adicciones o efectos secundarios; por el contario, al tratar una enfermedad puedes estar reforzando tu cuerpo en otros aspectos.
  • Pueden ser usados en personas y animales.
  • Existen plantas para casi todo tipo de enfermedad o dolor. Se pueden encontrar hierbas antiinflamatorias, diuréticas, digestivas, analgésicas, dietéticas y cosméticas.

A pesar de todos sus beneficios, la ingesta de plantas o hierbas sin conocimientos o control puede provocar problemas de salud u originar enfermedades o alergias. Entre las desventajas que surgen podemos mencionar:

  • La ingesta de hierbas naturales puede inhibir o aumentar los efectos de los fármacos que se estén consumiendo en el momento.
  • Dependiendo de la enfermedad, las plantas medicinales solo deben ser utilizadas como complemento, ya que en ciertos casos por sí solas no son capaces de curar el padecimiento o aliviar los fuertes dolores.
  • Durante el embarazo se recomienda no usar hierbas medicinales, ya que hay una gran variedad de ellas que son consideradas abortivas o provocan que la tensión suba, como es el caso de la menta o la ruda.
  • El consumo de ciertas plantas puede causar alergias o efectos adversos en las personas, estas circunstancias dependerá del sistema de salud propio de cada individuo.

Tipos de plantas medicinales

Como ya lo hemos dicho antes, existe una gran variedad de plantas que son utilizadas con fines medicinales, a continuación te describiremos algunas de las más aprovechadas y destacadas de generación en generación:

1. La manzanilla

Esta planta es una de las más conocidas y usadas, puesto que contiene una gran variedad de propiedades curativas. La manzanilla surte efectos antiinflamatorios, antibacterianos y relajantes. Es muy usada para tratamientos gastrointestinales, musculares, dolores menstruales, antialérgicos, limpieza de heridas y tiene múltiples usos cosméticos y terapéuticos.

La manzanilla es una planta muy aromática, de unos 40 centímetros de altura, y las hojas de su flor son blancas y se encuentran alternadas. Usualmente, se prepara en infusiones o té, también se puede aplicar directamente sobre la zona afectada en caso de heridas o como producto cosmético.

2. Aloe vera

Conocida en muchos países como la sábila, entre sus propiedades más resaltantes podemos mencionar sus dotes antiinflamatorios y antibióticos. Ha sido usada de generación en generación para tratar quemaduras, heridas y manchas en la piel, ayudando a regenerar rápidamente la misma. En el mundo cosmético, también es usado como tratamientos para la limpieza de cutis y el cuidado capilar.

El aloe vera puede usarse de forma tópica, extrayendo la pulpa y untándola directamente en las zonas que se quieren tratar. Dependiendo del tratamiento puede ser mezclada con otros elementos naturales como limón, germen de trigo, café, miel, entre otros. También puede ser bebido extrayendo el sumo y licuarlo conjuntamente con limón y/o miel  para quitarle un poco su sabor amargo y tratar síntomas como la tos.

3. Eucalipto

El eucalipto es una planta usada para hacer frente a enfermedades respiratorias. Por sus propiedades antimicrobianas y expectorantes es recomendada como complemento para el tratamiento de padecimientos crónicos como el asma, la bronquitis o la gripe común, generando alivio al cuerpo al ser consumida. También, posee propiedades antisépticas por lo que puede ser aplicado como enjuague bucal y como limpiador de superficies ya que deja un agradable y perfumado olor a la vez que limpia y desinfecta.

Entre las formas de preparación de esta planta se pueden encontrar los tés o infusiones, ungüentos y cremas, también recomiendan inhalaciones  de ella en los casos de enfermedades a nivel respiratorio.

4. Jengibre

Es una hierba medicinal con múltiples usos por sus propiedades antibacterianas, antivirales y digestivas. Su raíz es utilizada mayormente como estimulante a nivel gastrointestinal, y también como expectorante.

Si bien es cierto que es una mata con múltiples beneficios, es importante saber que el jengibre es una planta que se encuentra contraindicado para las personas que padecen de diabetes o las mujeres en etapa de gestación, o bien que se encuentran amamantando, debido a que esta planta tiende a bajar los niveles de glucosa. Además, interactúa con los fármacos anticoagulantes generando hematomas o hemorragias lo que puede poner en riesgo a quien lo consume.

5. Ajo

Es una planta curativa con usos múltiples: desde culinarios hasta estéticos y medicinales. Sus propiedades anticoagulantes y antioxidantes lo convierten en una de las plantas más usadas para el tratamiento y control de la tensión, para reducir los niveles de colesterol en la sangre previniendo así el riesgo de infartos y otros tipos de enfermedades cardiacas.

6. Orégano

El orégano es muy usado como hierba curativa por sus excelentes propiedades antioxidantes, antibacterianas y antiinflamatorias. Es perfecto para tratar dolencias estomacales, dentales y condiciones respiratorias. El orégano es una planta medicinal que puede consumirse en forma de infusiones.

7. Toronjil

El toronjil es una planta con propiedades analgésicas, lo que la hace perfecta para producir un efecto relajante en el cuerpo. También es capaz de aliviar la tensión de los músculos y padecimientos como indigestiones y gastritis.

8. Anís

Es una planta medicinal, cuyo usó normalmente se limita a su semilla para la realización de tés que ayudan en la expulsión de gases. Entre sus propiedades se encuentra la vitamina C, sustancias antioxidantes y antibióticas.

9. Perejil

El perejil es una hierba que tiene un alto contenido de vitamina C, vitamina A, ácido fólico,  propiedades  antioxidantes y antiinflamatorias. Es ideal para tratar padecimientos como el asma, la diabetes y la artritis.

10. Apio

Esta verdura es muy usada en la cocina, sin embargo, también resulta ser una hortaliza medicinal con muchos atributos. Su gran contenido de fibra lo hace perfecto para tratar dolencias digestivas, convirtiéndolo en un excelente laxante natural.

11. Valeriana

Sus propiedades analgésicas la convierten en una de las plantas más usadas para provocar en el cuerpo efectos relajantes y de calma, ideal para personas ansiosas y con problemas del sueño. Al ser un tratamiento natural, no genera ningún tipo de dependencia ni acarrea problemas secundarios de salud.

12. Árnica

Se utiliza para la preparación de muchos de los fármacos que se usan hoy en día. Sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias la convierten en el aditamento perfecto para tratar dolores musculares, golpes, esguinces y enfermedades reumáticas. Es de uso tópico.

13. Hierbabuena

Es una planta que es usada en el mundo de la medicina para aliviar malestares estomacales, eliminando los gases y flatulencias. También es usada para calmar dolores menstruales, ansiedad, problemas para dormir y nervios actuando como un sedante y relajante.

14. Jazmín

En la medicina alternativa, el jazmín es una mata curativa utilizada para tratar trastornos de sueño, ansiedad, depresión y estrés. Sus propiedades ayudan a acelerar el metabolismo ayudando así en la pérdida de peso y la digestión.

15 Menta

La menta es una de las plantas con más usos medicinales, entre ellas es muy frecuente para tratar problemas digestivos, gastrointestinales, para aliviar síntomas del resfriado común, alivia los dolores fuertes de cabeza, dolores de muelas, elimina el mal aliento y hasta para reducir los niveles de estrés y mejorar el sueño. Normalmente es preparada como té.

¿Te ha sido útil este post?

Califica nuestro artículo

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Comparte ;)

Deja una respuesta